Algunas portátiles  a pesar de estar funcionando normalmente en un instante pueden fallar. En la mayoría de los casos, después de estar hibernando la pantalla no enciende. La laptop mantiene los leds encendidos pero se apagan después de unos segundos encendiendose nuevamente y  entrando en un ciclo de encendido y apagado. La pantalla no vuelve a encender.