Muchas laptops de todas las marcas, tienen defectos de fábrica en su tarjeta madre.

Debido al mal diseño en la disipación del calor, el chip de video se sobre calienta. El chip está muy cerca del procesador que también se calienta mucho, produciendo así que las soldaduras del chip de video se "fundan" y despeguen, con lo que la pantalla dejará de funcionar. También es posible que el WiFi falle y luego de un tiempo la portátil no encenderá más. Esto sucede en la mayoría de las portátiles  de hoy en día.